La fulana de Hollywood - 50 años sin Marilyn, AFORTUNADAMENTE

El ámbito del petardeo ha dado y sigue dando la lata con el asunto... Este verano 2012 se han cumplido 50 años desde que el mundo se quedó sin la fulana de Hollywood, o sea Marilyn Monroe, y digo La Fulana de Hollywood porque así es prácticamente como se comportaba, como la trataban y como se conocía en el mundillo cinematográfico de la época a esta señorita cuya admiración internacional no termino de entender.
No sé qué coño es lo que hace que una persona que ha sido tan menospreciada por su mediocridad en vida, décadas después esté considera una diosa de… ¿¿ ¿?? vete tú a saber qué. El caso es que, DESGRACIADAMENTE, las cosas son así: puedes haber sido un mierda o un ejemplo existencial a no seguir en plan Maradona, o alguien con repercusión mediática SIN NADA QUE DECIR tipo Carmina Ordoñez, pero si te mueres, sobre todo si lo haces de manera dramática o novelesca, pasas a ser estupendo, una bellísima persona o, como en el caso de la protagonista de esta entrada, EXTRAORDINARIA. <<¿¿Extraordinaria PARA QUIÉN y EN QUÉ??>> me pregunto yo.
Cuando hablan sobre este tipo de gente en los reportajes televisivos, ponen música sentimentaloide de fondo para que te quede claro que tienes que sentirte apenado por la  falta de esa persona, y si en donde se habla de ellos es un artículo periodístico, ya se encargarán mediante las palabras de darte a entender que, EN EL FONDO, eran unas personas “muy sensibles y especiales” que no fueron justamente valoradas en su día.


He intentado varias veces ver películas en las que sale Marilyn y, con la única que lo he logrado, es con la chispeante Con faldas y a lo loco, una historia super graciosa que realmente me encanta, pero en la que, ni aún estando soportable HACIENDO DE ELLA MISMA, aguanto a la Monroe. Es verla en la pantalla INTENTANDO actuar, y ponerme a pensar y a pronunciar automáticamente con desprecio y amargura –De verdad que esta tía derrochaba estupidez hasta cuando estaba quieta y callada…Parece que lleva escrito en la cara: SOY TONTA. SENCILLAMENTE NO PUEDO CON ELLA.
El gran misterio para mí es: ¿¿Por qué se le ha perdonado su MEDIOCRIDAD ABSOLUTA tanto en la vida como en el arte?? No lo sé, el caso es que se ha acabado convirtiendo en una hermosa mártir que despierta simpatía y ternura al 99,5% de la gente, tanta que hasta he llegado a oír que era una muy buena actriz, jajajajaja (palabras del director José Luís Garci).


Hace mucho que me di cuenta de que es como si el inconsciente colectivo se sintiera culpable cuando cree haber vapuleado en vida a personas, supuestamente, “muy sensibles”, tipo Lady Di o Michael Jackson. Y ya digo que si la muerte se ha producido de forma dramática o novelesca, la sensación de culpabilidad parece aumentar y fomentar en la gente un ánimo casi irracional y fanático por querer redimir el pasado a base de admiración extrema y, en muchas ocasiones, INJUSTA, en mi opinión.
¿¿Por qué no hay tanta admiración e iconografía por Edison que nos dio las bombillas o para Mari Curie que, entre otras muchas cosas, promovió a pie de campo de batalla el uso de las primeras radiografías?? Voy a consolarme pensado que sí que hay consideración por Gandhi… 


No sé si a Marilyn la mataron o se suicidó, y la verdad es que me importa un comino. Mi teoría es que, si no la asesinaron, ella misma, tal y como tenía la cabeza, iba hacerlo de todos modos, así pues… De hecho había intentado suicidarse ya antes de morir definitivamente.
Aunque reconozco que pienso que hubiera sido una cantante solvente de smooth jazz, no me gusta que esta chalada sea un ejemplo de nada, y mucho menos de belleza y “talento” interpretativo.
Queridos Petardos, NO CREO en la hermosura de vuestra admirada diosa.  Su divinidad y glamour cincelados a base de mentiras estéticas me parece UNA MIERDA artificial y casi ridícula.
Queridos Petardos, NO QUIERO SU BELLEZA, NO ADMIRO SU BELLEZA, NO ME GUSTA SU BELLEZA ni su culo ENORME (tan grande como su necesidad patológica de llamar la atención a toda costa, sus carencias, su incultura y su trastorno histérico). Tampoco me gustan sus tetas de vaca, ni sus pastillas para dormir, despertar, tranquilizarse, arrancar… ni esa ESPESA MÁSCARA de payasa (muy fotogénica, eso sí), ni su esencia de PUTA OXIGENADA con olor a Chanel nº 5…
Queridos Petardos, si me apuráis, viéndola en fotos sin maquillaje o a penas sin él, vuestra diva me parece hasta FEUCHA.


Estimados Petardos, John Lennon escribió canciones con reflexiones interesantes, Kurt Cobain cambió la concepción y la actitud del rock, Vincent van Gogh pintó obras maestras, Edith Piaf cantó como nadie. Decidme, ¿¿qué hizo vuestra ensalzada Marilyn que mereciese la pena, cuál fue su contribución de valor en el arte o en la vida?? ¿¿Ser guapa y desprender erotismo y estupidez?? ¿¿Es eso un verdadero mérito??

Estimados Petardos, no vais a convencerme, no conseguiréis que caiga en vuestras redes por más que me contéis que era FABULOSA; así me cueste la puta crucifixión. Mis palabras os pueden parecer crueles, pero en el caso de serlo, no lo son menos que vuestra pretensión de querer ejemplificar al resto de los mortales mediante el culto por una persona despersonificada por las pastillas y el exceso de maquillaje, ni a través de vuestra insistencia de que todo lo que recuerda a ELLA es bueno, hermoso, glamuroso y admirable.
Cada vez que oigo que tal o cual actriz recuerda a Marilyn, siempre digo lo mismo –Pues pobre de ella… Esperemos que no sea cierto…
Visto lo visto, lo mismo dentro de 30 o 40 años, “la actriz” Pamela Anderson, con una biografía bastante similar a la de la Monroe, también será un admiradísimo icono pop mundial. Quizás tenga que morir de manera novelesca antes…
Puufff… que el sentido común nos libre... 
"opiniones salvajes"  publicadas en el verano de 2012
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...