ROMÁNTICOS DEL PAPEL


La verdad, no es que yo me considere exactamente una romántica del papel, pero admito que de los motivos que en la ilustración se comentan para continuar con las lecturas "en analógico", el más fuerte para mí es el de subrayar mis frases favoritas y anotar cosas; es como un vicio, no puedo leer un libro sin andar haciendo eso, de ahí que no soporte la idea de las tablets o los e-books por muy prácticos que sean.