UN DIBUJO EN UN DIARIO

Estaba escribiendo en mi diario; divagaba, charlaba conmigo misma sobre diferentes temas. Poco a poco, un asunto que lleva muchos años dándome la lata, apareció de nuevo; creí que era un problema que tenía algo más sosegado, algo más manejado... pero según hablaba sobre él, progresivamente me enfadaba más y más, e intenté explicar con palabras hasta qué punto me desquicia el tema. De repente, como ya viene siendo costumbre, sentí unas ganas enormes de dibujar y ZAS, apareció la imagen que tenéis al lado. Cuando lo terminé, habiéndolo sacado a toda velocidad, me di cuenta de que expresaba mejor que las frases el desquiciamiento que me causa el problema que comentaba. Creo que a este dibujito, bien podríamos titularlo:
Autorretrato de la Pequeña Salvaje DESQUICIADA  ;-D