UN POEMA POR SORPRESA

No sé si a vosotros os pasará, pero yo a veces, rebuscando por casa, encuentro libros que tenía completamente olvidados o libros que no sabía ni que existían. Una tarde del pasado verano me ocurrió esto último: encontré un extraño poemario publicado en 1986 que, para mi sorpresa, contenía los poemas de escolares de entre 6 y 14 años que habían ganado un certamen local sobre el género. Yo no tenía NI IDEA de que eso andaba por casa y, como me pareció tan curioso, me puse a leerlo quedándome alucinada con la claridad mental, la belleza, el ingenio o las reflexiones existenciales que habían dejado los niños y niñas en sus trabajos. 


Cuando estaba a punto de terminar de ojearlo y, por si aún no me hubiera llevado ya  suficientes sorpresas, al llegar al final donde estaban las poesías de los participantes más mayores, me choqué con un nombre que me resultaba muy familiar: ¡EL DE MI VECINA DEL 4º PISO! Resulta que ella, cuando estaba en 7º de EGB, contando con 13 años, ganó el certamen con esta poesía que creo que es realmente brillante para alguien de esa edad, o de cualquier edad, bien mirado; desde luego a mí me hubiese gustado escribirla. Se titula APRENDER, y dice así:

Crees que la vida no vale la pena vivirla,
mas yo te digo que es bella
si todos luchamos por ella.
Acerca tus ojos a la ventana
y contempla la lluvia al caer;
acerca tus oídos a la ventana
y escucha el sonido del agua al chocar;
acerca tu cuerpo a la ventana
y deja que la lluvia empape tu piel,
que llegue hasta tus huesos y al corazón.
Cuando sientas que la vista se aclara,
que el oído se afina
y que tu corazón se ablanda,
habrás aprendido a vivir.

¿No os parece preciosa? Yo creo que es toda una lección de vida  ;-) 

PARA QUÉ SIRVE LA DICHOSA PINTURA BLANCA

Cuántas veces, al mirar una caja de pinturas, te has preguntado para qué valdrá la de color blanco. Cuántas veces te has quejado, hasta con cierto grado de rabia, de que no sabes para qué leches ponen la cera blanca ¡si no se ve en el folio! La verdad es que el asunto resulta algo de lo más intrigante y complicado de resolver hasta que descubres el sorprendente, sencillo y bonito porqué


  El color blanco sirve ¡PARA PINTAR SOBRE FONDO OSCURO! 


CUESTIÓN DE TALENTO

¿Sabéis cuál o cuáles son vuestros talentos? Yo creo que todos tenemos más de uno. ¿Habéis conseguido que se conviertan en vuestro modo de vida? ¿Os lo estáis pensando? A lo mejor os gusta hacer uso de ellos en vuestro entorno más cercano pero no de cara a un trabajo. Sea como sea, espero que no seáis de esa pobre gente que está segura de que no tiene ninguno, porque eso no es cierto. A veces nos cuesta verlos porque son tan naturales para nosotros que no les damos ninguna importancia; hay casos incluso en los que tendemos a creer que el talento sólo tiene que ver con cosas como pintar cuadros estupendos, cantar muy bien, ser capaces de escribir un libro o ejecutar con brillantez algún deporte; en la peor de las situaciones puede que buena parte de nuestra vida haya transcurrido en un entorno tan hostil, que nuestros talentos tuvieran que esconderse hasta el punto de tener la impresión de que desaparecieron y  que no tenemos nada "especial". Sea cual sea la situación en la que os encontréis con respecto a este tema, espero de todo corazón que vuestros talentos afloren y los utilicéis, porque son una parte importante de nuestro ser más profundo que necesita expresarse a través de ellos. Y en el caso de que ya los conozcáis y además tengáis una relación estupenda, sólo cabe daros la ENHORABUENA, y desear y trabajar para que un día todos logremos algo así  :-D 




EL RETRATO DEL PADRE TANGUY -detalles de Van Gogh

El señor protagonista del este cuadro es Julien François Tanguy (1825-1894),
más conocido como padre Tanguy


El retrato del père Tanguy (1887-1888) Dimensiones: 92X75 cms

Este hombre tenía una fábrica de pinturas en París especializada en material de Bellas Artes. 
Entre sus clientes habituales figuraban algunos de los más afamados pintores impresionistas y postimpresionistas como Cézanne, Gaugin, Monet, Renoir o también Vincent Van Gogh
Tanguy era un tipo amable y comprensivo (razón por la que se ganó el sobrenombre de père/padre), y a menudo ayudaba a sus clientes aceptando sus cuadros a cambio del material de pintura cuando no podían pagarle. De esta forma Tanguy acabó poseyendo, sin saberlo, una importante colección de arte, aunque de vez en cuando, en su negocio, ponía en venta alguno de estos cuadros. Él fue el primero en exponer las obras de Van Gogh, aunque en vida del artista no consiguió vender ni una sola. A Vincent el propietario de la casa de pinturas le caía realmente bien y hablaba así sobre él en una de las cartas enviadas a su hermano Théo –Tendría que haber pedido material a Tanguy, y me sabe mal no haberlo hecho, a pesar de que hubiera quedado en deuda. Es un buen hombre, tan gracioso... aún pienso a menudo en él. Si te le encuentras, recuerda que tienes que saludarle de mi parte y dile que si quiere cuadros para su escaparate, los tendrá y de los mejores.


Van Gogh creó tres retratos de este señor,
aunque el protagonista de esta publicación es el último que hizo sobre él. 
El retrato del padre Tanguy es el más significativo considerado una de las grandes obras del artista. Tiene un fondo compuesto por temas inspirados en los grabados japoneses que Vincent tanto admiraba. Los colores del cuadro son brillantes y anticipaban el trascendental período artístico que el pintor viviría más tarde en la localidad francesa de Arlés.


En esta obra, la figura del protagonista y el azul pesado de su abrigo se encuentran en vivo y perfecto contraste con los colores del fondo que rompen la sobriedad del personaje. Parte de la magia y el atractivo del Retrato del padre Tanguy reside en que, a pesar de la fuerza visual provocada por contrastes cromáticos, desprende de forma general una gran belleza y delicadeza. 


Sin duda alguna, este no sólo es mi cuadro favorito de Van Gogh,
sino uno de mis favoritos de la Historia del Arte. De buena gana me lo compraba  ;-D 

LOS GIRASOLES -detalles de Van Gogh

El cuadro Los girasoles está considerado la obra maestra de Van Gogh. Estas flores tenían para él una simbología especial, y a su hermano Theo le hablaba así sobre ellas –En un cierto sentido, el girasol es mío.- Para Vincent su amarillo representaba la amistad y la esperanza,
mientras que la forma de abrirse simbolizaba la gratitud, según sus propias palabras.
Los girasoles de los que en esta publicación os hablo, son los más famosos de
 varios cuadros sobre este tema que Van Gogh pintó entre agosto y septiembre de 1888.

Los girasoles (1888) Dimensiones: 93X73 cms

El pintor inicialmente había destinado estas obras a su estudio de la Casa Amarilla, en Arlés. Después decidió que adornarían la habitación de huéspedes que estaba preparando con ansia y entusiasmo para el también pintor Paul Gauguin, con el que pretendía formar una comunidad de artistas. Vincent pintaba en aquel período con gran velocidad y hablaba así sobre ello –Estoy trabajando en el cuadro cada mañana, desde la salida del sol, porque las flores se marchitan con mucha rapidez.
Una de las cosas que más destacan de este trabajo, además de su potente color amarillo, es el vigor de las pinceladas que el artista empleaba; tras reunir una abundante cantidad de pintura, Van Gogh la aplicaba con tal energía sobre la tela, que creaba contundentes relieves.


También hay que observar que, a pesar de que el tema de la obra: unos simples girasoles, no pasaría en principio de ser algo bonito o agradable, representados bajo la tutela del personal estilo del pintor, adquieren una belleza dramática y un tanto amenazante si miramos esos pétalos puntiagudos; no son flores que estén invitando precisamente a ser cogidas o miradas.
Es curioso que aunque Van Gogh se sentía en general satisfecho con sus pinturas,
muy pocos de cuadros los juzgó dignos de ser firmados, uno de los cuales es este.