LAS DANZAS DEL MUNDO

Una vez alguien me propuso una especie de juego, de reto... Aludiendo a una frase que habíamos escuchado en alguna ocasión a una artista consagrada -un auténtico artista tiene que ser capaz de hacer algo artístico con cualquier cosa-, me dijo que si realmente quería demostrarme a mí misma que era tan creativa como todo el mundo afirmaba, en esa época de escasez que estaba viviendo en la que no podía comprar materiales para trabajar, aún así, yo debía ser capaz de crear ALGO con los escasos recursos de los que disponía.
Animada por algo que me pareció un desafío, sugerí -Vale, pues propón un tema y un formato.- Y dudando, ella acabó diciendo -¿Movimiento?... Y no sé ... ¿imágenes?... ¿vídeo?
-Vale- acepté no estando muy segura de si iba a ser capaz de hacer ALGO, y
además con el tiempo limitado a un minuto, como finalmente acordamos.
Como siempre, tras la inseguridad inicial, decenas de ideas se agolparon al mismo tiempo en mi cerebro hasta que ¡¡ZAS!! de repente las imágenes, el montaje, el sonido y las palabras estaban en mi cabeza listas para salir inspiradas a su vez en unas directrices que también se me ocurrieron con el chisporroteo excitado de la mente. Las directrices de las que hablo eran estas:
Abrir los ojos a lo cotidiano para que lo cotidiano se transforme en una nueva realidad.
Pasear por el mundo contemplándolo y dejando que nos sorprenda.
Observar el movimiento de lo conocido como una danza digna de ser contemplada.
Finalmente, el resultado de todo aquello; de aquel pequeño desafío, de todas esas ideas revoloteando como pajaritos y pajarracos por mi cabeza, de mis humildes medios (una cámarita de fotos + el editor moviemaker) y de momentos extasiantes de observación, fue este: un vídeo "casero" de poco más de un minuto titulado LAS DANZAS DEL MUNDO.
Roosevelt decía -haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés-. Yo hice lo que pude,
con lo que tenía, donde estaba y hoy me apetece compartirlo por aquí vía Youtube ;-) para intentar demostrar que es cierto eso de que no hay excusas para ponerse a
crear CON LO QUE SEA, COMO SEA.