ESTATUAS VIVIENTES -la expresión de la inexpresión

Me encanta salir a vagabundear y encontrarme este tipo de cosas... 
Creo que las estatuas vivientes son algo así como la máxima expresión de la inexpresión; 
la concentración, el autocontrol y la paciencia hechos carne y hueso. Además me parecen una forma de lo más curiosa y primitiva de performance.



Una performance o acción artística es una muestra escénica, muchas veces con un importante factor de improvisación, en la que la provocación o el asombro, así como el sentido de la estética, juegan un papel principal. El arte de la performance es aquél en el que el trabajo
lo constituyen las acciones de un individuo o un grupo, en un lugar determinado
y durante un tiempo concreto. 
La performance puede ocurrir en cualquier lugar, iniciarse en cualquier momento y puede tener cualquier duración; esta "acción artística" es cualquier situación que involucre cuatro elementos básicos: tiempo, espacio, el cuerpo del artista y una relación entre este y el público.
La performance es arte en vivo que se opone a la pintura o la escultura, ya que no es el objeto sino el sujeto el elemento constitutivo de la obra artística.


No sé si el teatro callejero empezó con los mimos pero no me extrañaría que tuvieran algo que ver. Siempre resultan una presencia simpática y sorprendente cuando te cruzas con ellos de la manera más inesperada en medio de una calle.


Todas estas fotos las tomé durante la misma primavera pero en localizaciones distintas de la Comunidad de Madrid. No sé cuál de las estatuas me gustó más dado que todos los trabajos de caracterización, quietud y coordinación de los movimientos (cuando alguien les echaba una moneda) tenían mucho mérito.


A veces, mientras les observo, me pregunto cuánto tiempo sería capaz yo de aguantar tan inmóvil, y el sólo hecho de imaginar la situación, me hace sentir agobiada, jajajaja. De verdad que les admiro muchísimo.