MÁS ALLÁ DEL ODIO

Más allá del odio es una película estadounidense escrita y dirigida por un tal Mike Binder cuya trama gira en torno al vuelco radical que sufre la vida de una mujer cuando su marido desaparece repentinamente y la relación con sus cuatro hijas empeora cada día por culpa de la amargura que padece desde el supuesto abandono. A pesar de que a priori con estos datos podría dar la impresión de que se trata de una historia muy dramática, en ella hay lugar para los enredos cómicos, el amor, los nuevos comienzos, la reflexión y una gran sorpresa; y aunque admito no es un peliculón de los que te dejan sin aliento, creo que ve con facilidad y que merece la pena echarle un vistazo de cara a cómo muestra asuntos espinosos de las relaciones humanas; yo lo he hecho en varias ocasiones y siempre me han gustado estas palabras de la personaje más joven de la historia. Dicen así:

La gente no sabe amar; muerde en vez de besar y abofetea en vez de acariciar. Puede que sea porque se da cuenta de lo fácil que es que el amor salga mal; de repente se vuelve imposible, impracticable, un ejercicio de inutilidad, así que lo evita y busca consuelo en la angustia, el miedo o la agresividad que siempre están ahí y son accesibles. Y puede que esto ocurra porque no se disponen de suficientes conocimientos.


La ira y el resentimiento pueden enturbiar tu cerebro, eso lo sé ahora. No necesitan mucho para mostrarse salvo la vida que consumen y extinguen. No obstante la ira es algo muy real, incluso cuando sólo es indignación puede cambiarte, transformarte, moldearte y darte la forma de algo que no eres. Por eso el único lado positivo del odio es la persona en la que te conviertes. Con suerte puedes despertar un día y darte cuenta de que no tienes miedo en tu viaje y que sabes que la verdad es como mucho una historia parcialmente relatada, porque la ira, como todo en la vida, viene a rachas y cuando la dominas su estela deja una nueva oportunidad de aceptarte como eres y la promesa de tranquilidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...